GuidePedia

Imagen: Cadena3

"Donde hay menos presión atmosférica, en la altura, el fútbol se va curvando menos que a nivel del mar", explicó a Cadena 3 el doctor en Astronomía, Guillermo Goldes, del Famaf.




En la previa del partido que Argentina disputó ayer con Bolivia en La Paz, el doctor en Astronomía Guillermo Goldes dijo a Cadena 3 que "desde la física Sabella tiene razón".


El prosecretario de Comunicación de la Facultad de Matemática Astronomía y Física (Famaf) de la UNC Córdoba dijo que las condiciones atmosféricas del lugar hacen que la pelota se comporte de manera diferente que cuando se juega a nivel del mar.


Sabella había dicho que el problema de jugar en la capital boliviana, a 3.600 metros sobre el nivel del mar, es que "la pelota dobla más tarde".


En ese sentido, el especialista explicó: "Efectivamente, cuando uno dice que la pelota dobla o no dobla, se refiere al efecto. En vez de pegarle en el medio hay que pegarle de costado de manera que la pelota salga girando sobre su eje. Cuando eso pasa, la pelota sale para un lado, pero va haciendo una comba y se va cerrando hacia el otro lado".


"Eso se produce por un efecto físico que tiene que ver con la rotación de la pelota en un medio fluido que es el aire", añadió.


"Cuando se va a desviar o curvarse, la trayectoria depende de varios factores, entre ellos a qué velocidad gira la pelota sobre su eje, pero también de la densidad del aire. Donde hay menos presión atmosférica, en la altura, el fútbol se va curvando menos que a nivel del mar", completó Goldes.


Asimismo, afirmó que "seguramente cuando se le pega, la pelota baja más rápido, porque hay menos resistencia del aire".


Informe de Fernando Genesir (Cadena3)

Espacio Publicitario






 
Top