GuidePedia

La obra de Darío Urban será utilizada en algunas de las ceremonias a realizarse por el Papa Francisco en el Vaticano. (Foto Diario Sur Digital)

Se trata de un cáliz, un copón y una patena que fueron realizados por Darío Urban y se enviaron desde la comuna.

El regalo que la comuna de Puan encargó especialmente para Francisco llegó a la Santa Sede en uno de los momentos más difíciles para el religiosa argentino, en lo personal, desde que asumió su compromiso como máxima autoridad religiosa del cristianismo.

En este último período, el Papa no solo debió afrontar las consecuencias de un grave accidente en el que perdieron la vida varios miembros de su familia—la esposa de su sobrino y sus hijos– sino que, según se informó en un diario italiano, se encuentra en la mira de los terroristas de los yihadistas del Estado Islámico (ex ISIS).

El presente, que fue entregado días atrás por sacerdote diocesano Santiago Rolón, perteneciente al Camino Neucatecumenal, fue diseñado por el artista Darío Urban, de Villa Iris y se compone de un cáliz, un copón y una patena que ya se encuentran en el Vaticano a la espera de ser utilizados en alguna ceremonia.

Tanto la realización de obsequio, como su entrega, fueron coordinados por el área de Ceremonial de la comuna, en conjunto con el Museo Balvidares.

El cuerpo de estos objetos fue realizado a partir de la mezcla de arcillas y suelo locales.

“Unos materiales aportaron color; otros, resistencia; otros, cohesión. Partiendo de volúmenes resueltos en el torno alfarero, se modelaron y tallaron las formas y figuras que simplifican la imagen del cardo”, explicó.

Está flor fue elegida por ser una de las más presentes en nuestra llanura y por obsequiar su color vivo a estas tierras austeras.

“Además, más allá de sus asperezas y de su aparente actitud defensiva es, entre otras cosas, una fuente de medicina”, dijo Urban.


Agencia Puan / [email protected] | Diario Sur Digital

Espacio Publicitario






 
Top