GuidePedia

Foto: EL DestapeWEB
El partido debía comenzar a las 19,15, pero se retrasó tras el incidente. La Policía ordenó desalojar el estadio. La Brigada de Explosivos lo inspeccionó y al no constatarse anomalías, se habilitó.



Tras la amenaza de bomba telefónica que se recibió cerca de las 18:00, el encuentro entre Huracán y River por la decimotercera fecha de la Superliga se retrasó y se tuvo que programar para las 21.10, luego de que los efectivos de seguridad realizaron la revisión del estadio "Tomás Adolfo Ducó".

El operativo para revisar todos los sectores del estadio duró alrededor de 40 minutos desde que llegaron los efectivos de la Brigada de Explosivos al lugar.

En tanto, el director Nacional de Seguridad en Eventos Futbolísticos, Guillermo Madero, detalló que el llamado por la amenaza de bomba ingresó en el comando de la Provincia de Buenos Aires, que dio avisó a la Policía de la Ciudad -a cargo del operativo- y Federal.

El revuelo en los pasillos del estadio se inició alrededor de las 18:00, cuando el jefe del operativo de seguridad dio la orden de desalojar los vestuarios y al público que ya estaba en las tribunas.

Foto: Cadena3

De hecho, el micro que trasladaba a la delegación de River tuvo que esperar varado a 50 metros del estadio del barrio porteño de Parque Patricios, a la espera de la resolución de la amenaza.

Foto: Cadena3

Por protocolo, cuando se producen este tipo de episodios, la Policía debe revisar todos los sectores donde se podrían ubicar artefactos explosivos.

Foto: Cadena3

Luis Sasso, vicepresidente de la institución de Parque Patricios, dijo que "el jefe del operativo dijo que el protocolo había que cumplirlo" de manera estricta y obligatoria.

El partido, pautado para las 19.15, se retrasó finalmente para las 21.10.





Cadena3

Espacio Publicitario




 
Top