GuidePedia

imagen: Infopico
Les ofrecía la venta de ropa al por mayor, les cobraba por un medio digital y no entregaba la mercadería.



Vanesa G, una vecina de la provincia de Córdoba, contó a infopico.com la situación en la que se ve envuelta desde hace un mes atrás, cuando a través de un sitio web contactó a una joven que sería de General Pico, quien le ofreció ropa al por mayor y con la que realizó una transacción que se llevó a cabo a medias, ya que pagó la mercadería pero nunca recibió la misma.

“Yo saque el dato de una página y le escribí, ella ofrecía ropa para vender al por mayor. Hicimos el contacto, le encargue las prendas, me hizo depositar a nombre de una persona que era su mejor amiga y me dijo que una vez pagado el pedido en 7 o 10 días lo tenía en mi casa. No buscamos referencias nos confiamos en toda la gente que le preguntaba. Yo realice el primer pago de 3500 pesos, cuando ella me pasó un número de teléfono y una DNI, ya que era una transferencia virtual. Luego le pregunte si podía agregar algo más, porque me interesaban otras cosas y me dijo que sí, así que le volví a depositar 3900 pesos más”, relató.

PUBLICIDAD



Luego del pago “nos tuvo a las vueltas desde el mes pasado, las otras chicas también empezaron a preguntar y nos encontramos siempre con escusas, hasta que descubrimos que no era nada que ver. Ella empezó a decir que recibió una encomienda, que estaba mal hecha y otras cosas”.

“Lo concreto es que al día de la fecha no tengo ni la ropa, ni el dinero, por lo que exijo que me lo devuelva. Nosotros iniciamos ya acciones legales con abogados porque sino no lo vamos a recuperar. Ella quiso de algún modo arreglar pagándonos de a poco, pero no aceptamos, imagínate que yo por ejemplo invertí todo lo que tenía así que no me sirve que me lo devuelva de a poco”, afirmó.

“Ella dice que tenía comprobantes de lo que compró y todo, pero a nosotros no nos importa, queremos nuestro dinero o la ropa. No quiero ver los comprobantes de ellas, si le fue mal no me importa, yo quiero mis cosas”, insistió.

“Ella todo el tiempo dice que le fue mal, pero para nosotros es una estrategia –consideró-. Decidimos hacerlo público porque nos cansamos y vimos que todo el mundo que le compró decía lo mismo, todos pagaron y nadie recibió la ropa o zapatillas. No hay nadie que diga que compró y le cumplió”.

Por último, comentó que son varias las personas estafadas, tanto en Córdoba, como Santa Fe y La Pampa. “Del grupo nuestro somos cinco, pero después empezaron a saltar otras más y otra gente con miedo, que pide que no digamos su identidad, porque viven en Pico y son amenazadas. La chica nos dijo que el padre trabajaba en la Cámara de Diputados y tenía como solucionarlo”, finalizó.
Imagen: Infopico


Infopico

 
Top