GuidePedia

Foto: TodaPasión
El tandilense superó al croata Marin Cilic por 7-6 (7-5), 5-7, 6-3 y 7-5, y jugará ante Nadal, que derrotó a Diego Schwartzman por 4-6, 6-3, 6-2 y 6-2, por un boleto a la final del Abierto francés. Con este resultado, Juan Martín se aseguró ser el 4 del mundo en el próximo ranking.


Del Potro, sexto en el ranking mundial de la ATP, consumó su victoria sobre Cilic (4) en tres horas y 50 minutos, en un partido de alto nivel jugado en la cancha Suzanne Lenglen, la segunda en importancia del complejo ubicado en la zona parisina de Bois de Boulogne.

El próximo desafío de "Delpo" será mañana no antes de las 10.30 frente a "Rafa" Nadal (1), quien previamente eliminó al argentino Diego Schwartzman (12) tras vencerlo por 4-6, 6-3, 6-2 y 6-2 en un partido jugado en la cancha central Philippe-Chartier, que duró tres horas y 47 minutos.

PUBLICIDAD



La primera "semi" de Roland Garros se jugará este viernes a partir de las 8 y tendrá ccomo protagonistas al austríaco Dominic Thiem (8) y a la revelación del torneo, el italiano Marco Cecchinato (72).

Del Potro, de 29 años, superó todas las expectativas en París, puesto que llegó al torneo con muchas dudas por la lesión muscular que había sufrido dos semanas atrás en el Masters 1000 de Roma; sin embargo su mentalidad ganadora, la potencia de su derecha y el servicio como gran aliado, le bastaron para construir una campaña impecable que le permitirá desde el lunes ubicarse nuevamente cuatro del mundo, su mejor posición histórica, la que había conseguido en 2014 por última vez.

La "Torre de Tandil", cinco veces semifinalista de un Grand Slam (las anteriores en Roland Garros 2009, Wimbledon 2013 y el US Open en 2009 y 2017), protagonizó un torneo de menor a mayor, con triunfos consecutivos sobre los franceses Nicolás Mahut (116) y Julien Benneteau (62), el español Albert Ramos (36), el estadounidense John Isner (10) y Cilic (4), a quien domina ampliamente en el historial por 11 a 2, incluida la épica victoria en Zagreb del 27 de noviembre de 2016, cuando Argentina conquistó su única Copa Davis.

La victoria ante Cilic había comenzado a gestarse ayer cuando suspendieron por lluvia con el marcador igualado 6-6 y 5-5 en el tie break, pero con "Delpo" al servicio.

En la reanudación, el tandilense no falló y ganó los dos puntos que le hacían falta para llevarse el set por 7-6, así comenzaba a gestar su victoria.

El partido fue raro, cambiante, porque Del Potro perdió un segundo set muy parejo, luego en el tercero estaba abajo 3-1 y ganó cinco juegos consecutivos para imponerse por 6-3 y en el cuarto y último tuvo la inteligencia y capacidad para lograr un quiebre en el momento exacto, además de ejercer un dominio mental sobre Cilic aún en los momentos que le eran desfavorables.

El tandilense solo se vio superado cuando el croata jugó profundo en el segundo set y también porque estaba demasiado estático, sin demasiada movilidad, algo que mejoró a tiempo.

Del Potro no encontraba el partido, se lo notaba incómodo, aunque pudo encaminarlo en parte por la gran cantidad de errores no forzados que cometió Cilic y también porque su calidad le permite resolver situaciones para otros imposibles.

En ese contexto, "Delpo" comenzó a mover las piernas cuando estaba abajo en el tercer set y ajustó su derecha, eso le dio la confianza que precisaba para ir en busca del triunfo, que llegó por mérito propio y también por la acumulación de errores de Cilic.

Del Potro se puso 5-3 en el tercer set con un quiebre de servicio y luego se llevó por 6-3 el parcial sacando en cero: eso desanimó al balcánico, quien de a poco se fue apagando hasta ser superado claramente en el quinto parcial, más allá de que el resultado final fue 7-5.

Del Potro festejó un triunfo que le permitirá superar en el ranking mundial a Cilic (4) y al búlgaro Grigor Dimitrov (5), e intentará agrandar su leyenda frente a Nadal, el mejor de todos sobre polvo de ladrillo que busca su undécima coronación en París.

El argentino está abajo por 9-5 en su historial con Nadal y además nunca pudo ganarle sobre polvo de ladrillo, aunque eso no le impedirá ir en busca de una victoria que, de conseguirla, le permitirá superar en el ranking también el alemán Alexander "Sascha" Zverev (3).

Del Potro, campeón del US Open en 2009 y este año en Acapulco e Indian Wells (totaliza 22 títulos ATP en el circuito), jugará su segunda semifinal en Roland Garros, nueve años después de aquella que perdió en forma increíble ante el suizo Roger Federer en cinco sets.

"Tenía mucha emoción guardada por eso lloré como un nene"

Del Potro expresó que "tenía mucha tensión y emoción guardada, por eso el llanto al final del partido".

"Fue un partido muy muy parejo, en el que nadie sabía quién iba a ganar. Tenía mucha tensión, mucha emoción guardada. Y por eso, cuando ya el partido terminó, pude explotar y lloré. A veces viene bien descargar con un llanto como si fuera un nene", declaró Del Potro.

"Disfruto mucho lo conseguido. Fue un partido parejo, recién al final lo pude inclinar a mi favor. Se me vienen un montón de cosas a la cabeza, casi una década más tarde estoy de nuevo en semifinales", agregó el tandilense, semifinalista en el Grand Slam parisino después de nueve años y quien al menos será número 4 del mundo de la ATP desde el próximo lunes.

Sobre su próximo partido, ante Nadal, el rey de Roland Garros, Del Potro manifestó: "Creo que hasta ahora hice un buen torneo pero con Rafa será algo aparte. Su condición de zurdo me complica porque encuentra mejores ángulos para mi tiro más débil (en alusión al revés en el que fuerza la muñeca izquierda tres veces operada)".

"El partido con Rafa va a ser un gran desafío. Es muy importante para mí", ratificó la Torre de Tandil, quien el 8 de febrero de 2016 figuraba número 1045 del ranking, en septiembre de aquel año regresó al top 100 y a principios de esta temporada se metió de nuevo entre los "top ten".

El público despidió a "Delpo" con una ovación y el argentino retribuyó el afecto con los brazos en alto y un "gracias (mercy)" en francés.

Nadal venció al "Peque"

Schwartzman no mantuvo el nivel que había mostrado hace 24 horas y quedó eliminado, al perder con el español Rafael Nadal por 4-6, 6-3, 6-2 y 6-2.

El "Peque", ubicado en el puesto 12 del ranking mundial, perdió luego de tres horas y 47 minutos con Nadal (1) en un partido que le era favorable ayer cuando se imponía 6-4 y estaba prendido 3-5 abajo con el español al servicio, pero la lluvia copiosa en París motivó la postergación del partido para esta jornada.

En la reanudación, el argentino no repitió lo bueno que había hecho en el primer set y fue fácil presa del español, 10 veces campeón en Roland Garros y considerado el mejor tenista de todos los tiempos sobre superficie de polvo de ladrillo.

Más allá de la derrota, Schwartzman tuvo una muy buena actuación en el segundo Grand Slam del año, y logró buenos triunfos sobre el francés Calvin Hemery (130), el checo Adam Pavlasek (185), el croata Borna Coric (40) y el sudafricano Kevin Anderson (7), a quien superó en cinco sets luego de haber perdido los dos primeros.

Pese a verse superado luchó hasta el último punto, al punto de que salvó tres "match points" y no pudo evitar que el español defina en el cuarto, pero se llevó como premio una ovación del público que colmó la cancha central Philippe-Chartier.

La derrota del "Peque" fue lógica, más allá de la ilusión que había generado cuando ganó ayer el primer set, y pese a verse superado luchó hasta el último momento, al punto de que salvó tres "match points" y no pudo evitar que el español defina en el cuarto, pero se llevó como premio una ovación del público que colmó la cancha central Philippe-Chartier.

Schwartzman aseguró que Del Potro tiene "muchas" probabilidades de ganarle al actual número uno del mundo. "Juan Martín tiene muchas probabilidades. Le ha ganado varias veces y ya eso es un extra que sabe que le puede ganar. Le sobra el tenis para los Grand Slam. Desde que volvió de su lesión tiene un nivel que va más allá de la media", opinó el "Peque" en rueda de prensa.

Con respecto a su derrota ante Nadal, Schwartzman consideró que no le ayudó la primera interrupción por lluvia del miércoles, cuando había ganado el primer set por 6-4 y vencía el segundo por 3-2. Incluso el N°1 de la ATP admitió que el parate lo favoreció.

"Ayer era uno de esos días que se le puede ganar si seguía haciendo las cosas bien. Tenía muchas chances por las condiciones de la cancha, que estaba lenta, estábamos jugando de tarde", explicó Schwartzman.

Para el porteño, que regresará en cuanto pueda a la Argentina, Nadal se despertó hoy "en uno de esos días que es difícil ganarle y se veía, pues no cometía errores y sacaba golpes ganadores por todos los lados".

Diario Jornada

 
Top