GuidePedia



Facundo Nicolás Pérez (24), quien estaba detenido en la Alcaidía de Santa Rosa acusado de haber matado a su novia Flavia Fernández (22), apareció muerto este domingo en su celda. Tenía un corte en el cuello. Estaba en una celda con otros dos detenidos, que dijeron que se suicidó. Las autoridades, sin embargo, creen que lo mataron.


La muerte de Pérez fue reportada a media mañana. Cerca del mediodía, concurrió la fiscal Cecilia Martiní a la alcaidía. También concurrieron los familiares de Pérez. 

Compartía la celda con dos presos, uno de ellos Hernán Murray, quien cumplió una condena por un cruento crimen

Se cree que el crimen fue cometido en horas de la madrugada y que sería una especie de "ajuste de cuentas". El muchacho había sido imputado el jueves pasado por el asesinato de la joven de 21 años, Flavia Fernández, que recibió cinco puñaladas en el cuello, una de ellas fatal y en la yugular.  

En la tarde se espera que se realice la autopsia al cuerpo, a cargo del forense Juan Carlos Toulousse. 


PUBLICIDAD





Una pelea previa

Según la versión publicada por El Diario LP,  este sábado, en horas del medidía, Pérez protagonizó una pelea en el comedor de la Alcaidía donde resultó fuertemente golpeado. Incluso, de acuerdo a lo informado por fuentes del Hospital Molas, fue trasladado hasta allí para que le curaran las heridas recibidas. Por ahora se desconoce con quién o quiénes se había peleado.

Este domingo a primera hora de la mañana, los guardias de la Alcaidía lo encontraron muerto en su celda: estaba "degollado". El lugar de detención lo compartía con un joven de apellido Santillán y otro recluso conocido, Hernán Murray. Hasta ahora no apareció la supuesta arma homicida.

Murray es un recluso conocido. Estuvo preso por el cruento crimen del "Conejo" Giménez en 1999. Junto a otro cómplice, lo asesinó con un bate. Ahora cumplía una condena por abuso de una menor. Públicamente se lo conoció como uno de los promotores del Sindicato de Presos de La Pampa. También estuvo preso por drogas y asalto a mano armada.

Este mediodía también hubo incidentes en la puerta de la Alcaldía. Primero llegó la madre del joven muerto, junto a una joven (sería la hermana) y otro hombre. Después se sumó otro grupo de cuatro personas. Algunas de esas personas le pegaron patadas a la puerta de acceso a la Alcaldía y lanzaron gritos e insultos hacia las autoridades policiales. Ante esta situación los cronistas de El Diario tuvieron que retirarse del lugar.

En esos momentos ingresaron varias camionetas con autoridades policiales (no habían podido ingresar hasta ese momento por órdenes de la fiscal Cecilia Martini) y también arribó al lugar el forense Juan Carlos Toulousse.


PUBLICIDAD





Acusado de homicidio doblemente calificado

Pérez, en la audiencia de formalización realizada la semana pasada, fue acusado de homicidio doblemente calificado por ser una expareja y por un contexto de violencia de género.

Flavia fue hallada muerta el miércoles al mediodía en su dormitorio de la casa de los abuelos, en Jujuy al 1100, en el barrio de Villa Tomás Mason Norte. Allí funciona también el Consejo Pastoral de la Congregación Cristiana Evangélica de Santa Rosa.

La joven presentaba golpes y unos cinco puntazos en su cuello. Murió desangrada.

Inicialmente los investigadores se inclinaron por la hipótesis de un suicidio. Pero con la aparición de nuevos elementos en la causa,se llegó a la detención del exnovio, que vivía en el barrio Santa María de La Pampa.

¿Cómo ocurrieron los hechos? Según dijo el fiscal Wlater Martos, Pérez la golpeó y la mató a cuchillazos.

Dijo que incluso hubo una comunicación telefónica previa al asesinato. Es la última comunicación telefónica que mantuvo la víctima: ocurrió a las 0.40 horas y duró solo 20 segundos.

Esa comunicación fue eliminada del celular de Pérez. Sin embargo fue hallada en una lista sábana enviada por la empresa Claro.

El fiscal cree que en esa llamada Pérez le avisó que estaba cerca de la casa de la calle Jujuy. Posteriormente llegó a la vivienda y la joven le abrió la puerta. Tuvieron relaciones sexuales y posteriormente se generó una discusión que derivó en el ataque de Pérez. “Comenzó a golpearla en la cabeza con los puños, tomando después un cuchillo tipo serrucho, ocasionándole cinco heridas en el cuello, una con profundidad, provoca la pérdida de sangre y posterior fallecimiento”, dijo.

El fiscal sostuvo que “existen numerosos testigos y familiares” que tenían “una relación conflictiva y enfermiza”, en los cuales existieron episodios de violencia de género.

Otros datos: Pérez presentaba lastimaduras en una de sus manos y en el pecho. Eran compatibles con cortes de cuchillo.

iTextual | El Diario 

Espacio Publicitario




 
Top