GuidePedia

Foto: lmcipolletti.com
Los inspectores del Senasa apostados en la barrera sanitaria de Río Colorado, detectaron el lunes carne y grasa vacuna que no estaba apta para el consumo humano y la decomisaron.


Informaron que la mercadería estaba envasada al vacío con rótulos indicando que debían consumirse antes de julio y agosto, por lo que estaban vencidas. La carne iba desde Carhué (Buenos Aires) con destino final a General Roca (Río Negro).

La información vertida por Río Colorado Informa, señala que el incidente se produjo durante un control de rutina, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) evitó que se comercialicen 128 kilogramos de carne bovina que no estaban aptos para el consumo, ya que se encontraban caducas sus correspondientes fechas de vencimiento.


PUBLICIDAD




Vencida.

La mercadería provenía del frigorífico Alsina de la localidad bonaerense de Carhué y tenía por destino la ciudad rionegrina de General Roca.

Durante la inspección del vehículo los agentes del servicio sanitario nacional detectaron, entre el resto de la carga, seis cajas con distintos cortes de carne con fechas de vencimiento que iban desde el 5 de julio al 4 de agosto pasados.

A ello se le sumó la adulteración de la documentación sanitaria que indicaba una fecha de faena para esos productos posterior a la del vencimiento.

Además, en el mismo transporte se encontraron 500 kilogramos de grasa en rama, producto que tiene el ingreso prohibido a la región para preservar el estatus sanitario de área libre de fiebre aftosa sin vacunación que posee la Patagonia.

“En resguardo de la salud pública y del mencionado estatus, los productos decomisados fueron destruidos siguiendo la normativa vigente”, concluyó el parte del Senasa.

La Arena 

Espacio Publicitario




 
Top