GuidePedia

== Foto: Infopico == 

La caja la habían dejado en calle 19 y 14. En una esquina donde no había comercios activos, solo un portón de chapa y abandonado. Estaba cerrada y con una nota que decía que había “100.000 pesos; 5.000 Euros y con un nombre y dirección que no existen”, dijo el comisario José Giordano.

Un vecino la observa y da aviso a la policía. A partir de allí se origina un impresionante operativo que movilizó a gran parte de la fuerza policial. La caja se encontraba a escasos metros de la sede de la Policía Federal.


PUBLICIDAD


Todo comenzó pasado el mediodía del viernes. Los mensajes comenzaron a llegar a esta redacción. “Hay muchos policías en calle 19 y están cortado calles”. Otros manifestaban que “encontraron una caja, donde parece que hay una bomba”.

El operativo policial preventivo fue amplio. Liberó un radio de dos a tres cuadras de donde se encontraba la caja. 

No dejaban pasar a nadie y como suele ocurrir en este tipo de situaciones nadie habla. La policía en vez de informar y llevar tranquilidad a la población se cierra en tal hermetismo que genera conjeturas erradas y hasta fantasiosas que en vez de llevar tranquilidad forma más incertidumbre y desconcierto.

En un primer momento se dijo que estaban esperando a especialistas que venía de Santa Rosa. Con el correr de los minutos se observó personal del Grupo Especial de la UR II trabajando en cercanía de la caja.


PUBLICIDAD


Sobre las 13:30, minutos antes llegó al lugar el intendente municipal, Juan José Rainone, movido por la información que circulaba: “una caja cerrada que podía tener un material explosivo en su interior”.

Sobre las 14:00 se supo que especialistas en la materia de la UR II iban a provocar la detonación controlada de la caja. Varios efectivos colaboraron colocando cubiertas alrededor de la misma.

Minutos más tarde se produjo la detonación. La caja y papeles volaron por los aires. Al parecer no había ningún explosivo en su interior “la Agencia de Investigación Científica está analizando un líquido, tipo aceite, que se encontraba en el interior, pero nada más”, dijo una alta fuente policial.

La investigación sigue su curso. La policía busca a través de las cámaras de seguridad alguna pista que podrían llevarlos a dar con quién dejó o quienes dejaron la caja en calles 19 y 14.


PUBLICIDAD


¿Cómo fue y que se utilizó para realizar la detonación?

El subcomisario Martín Portillo, a cargo del grupo Especial de la UR II señaló minutos después de la detonación que debido a que no podían hacer la extracción de la caja hacia una zona más segura “decidimos efectuar una carga explosiva controlada”.

“Colocamos lo que se llama una carga hidráulica donde se utiliza agua justamente para no provocar ningún tipo de destrucción”.

Enseguida explicó que “el agua impulsada a una determinada velocidad tiene efecto de sonido y de rompedor y si existiera en ese caso un presunto artefacto explosivo o cualquier dispositivo explosivo no le da el tiempo suficiente para poder reaccionar entonces se articula y se neutraliza así de este tipo de artefactos”.


PUBLICIDAD


Más adelante señaló que “no puedo abundar mucho en los detalles porque eso lo va a determinar la policía científica, porque falta todavía hacer lo que es el tamizado del lugar quién tiene que recoger las pruebas, el hisopado y ver si realmente contenida algún tipo de sustancia o mezcla de sustancias que podría originar aún algún tipo de explosivos”.

Como escena final se pudo observar a los dos jefes de la UR II supervisando el lugar y el trabajo de sus subordinados. Los curiosos también comenzaron a acercarse al lugar.

Los medios pudieron tomar las fotos en el lugar y algunos vecinos evacuados volvieron a sus casas. Una misteriosa caja donde la nota decía que había dinero en su interior mantuvo en vilo durante casi dos horas a la fuerza policial.

En su interior se cree en principio que no había explosivos y tampoco el dinero que decía la nota.


Infopico

Espacio Publicitario





 
Top