GuidePedia

Imagen
= Foto: La Mañana de Neuquén = 
Hilda Acuña aseguró que no está enojada con sus dos hijos. Según ella, el hombre asesinado era muy violento con ellos y había amenazado con matarlos a balazos. "Vivían con miedo", señaló.

La madre de los dos hermanos que asesinaron y decapitaron a su padre en la localidad neuquina de Zapala aseguró que sus hijos "vivían con terror", debido a que el fallecido era muy violento y había amenazado con matarlos a balazos.


PUBLICIDAD


"Esa madrugada vino decidido a matar a sus hijos. Llamamos a la policía y no hicieron nada", acusó Hilda Acuña.

Debido al crimen, los dos hermanos se encuentran en prisión preventiva y están imputados por homicidio agravado por el vínculo.

Según Acuña, el día del asesinato Orlando Jara, el padre de Fernando y Matías -los dos hermanos acusados por el parricidio- llegó a su hogar y amenazó con matar a sus dos hijos, lo que ocasionó el fulminante ataque de parte de los hermanos.

"Ese día él me dijo: 'Vengo a matar a mis hijos'", aseguró, y agregó que más tarde le indicó que iba a "conseguir un revólver con el vecino de al lado para matarlos a todos"



PUBLICIDAD


Además, la mujer hizo una reconstrucción de cómo fue la infancia de sus hijos dentro de su casa.

"Hubo una denuncia cuando el mayor tenía 12 años y la Policía no hizo nada. Lo conocí hace 28 años y siempre fue violento. Un día me dijo que me iba a matar", indicó, en declaraciones al diario Río Negro.

"La culpa fue de la Policía. Yo les rogaba que se lo llevaran pero no hicieron nada y nos pidieron que vayamos a hacer una denuncia", señaló.


Cadena3

Espacio Publicitario






 
Top